Tras informe de Procuraduría, reanudan proyecto de basuras

Ayer se decretó la quinta emergencia sanitaria en la capital santandereana, ante el incierto futuro que afronta la ciudad sobre el tratamiento y disposición final de las basuras. El Carrasco seguirá en operaciones, por lo menos, hasta octubre de 2.020.

“Contradicciones” y falta de soportes, fue lo que evidenció la Procuraduría en el proceso de contratación que gestiona la Empresa de Aseo de Bucaramanga (Emab), para la incorporación de nuevas tecnologías en el tratamiento y disposición final de las basuras.

A pesar de este concepto de dicho ente de control, el alcalde Rodolfo Hernández y el gerente de la Emab anunciaron ayer la reanudación de las gestiones para contratar un nuevo sistema que permita convertir los residuos sólidos en energía o combustible.

Tras analizar los diferentes documentos que hacen parte de este proceso de contratación en mención, la Procuraduría le comunicó a la gerencia de la Emab y al Alcalde lo siguiente:

“Estudiado el contenido de su comunicación, se evidencia que la misma es contradictoria, no se encuentra suficientemente soportada y no satisface las inquietudes del ente de control; sin embargo, me permito indicarle que sus actuaciones son autónomas y que las mismas deben estar ajustadas a la Constitución y a la Ley”.

En ese mismo documento, el ente de control manifiesta que realizó todas las acciones concernientes a su responsabilidad, y dejó claro que no puede intervenir en las decisiones administrativas de instituciones públicas.

Sin embargo, aseguró que se mantendrá atento a la evolución del proyecto que pretende ejecutar la Emab, para hacer intervenciones cuándo se detecten irregularidades.

“...se consideran agotados los mecanismos y acciones; razón por la cual, esta Procuraduría delegada da por terminadas las funciones en la órbita de sus competencias. No obstante lo anterior, es posible que esta delegada, en cualquier momento inicie acciones de vigilancia preventiva sobre las gestiones que adelantan con relación a la prestación de los servicios públicos domiciliarios”, señala la carta de la Procuraduría.

Vamos a seguir: Alcalde

Rodolfo Hernández, Alcalde de la capital santandereana, fue enfático al asegurar que tanto la Administración Local como la misma Emab, presentaron todos los soportes documentales que a su tiempo solicitó la Procuraduría.

“En la primera carta que nos envió la Procuraduría nos dijeron que paráramos el proceso de contratación, nos hicieron como diez preguntas y se las respondimos con todos los debidos soportes. Luego enviaron otra comunicación y nos hicieron otras siete preguntas, también las contestamos con toda la documentación”, aseveró el mandatario.

Con la mirada atenta de la Procuraduría y con el tiempo en su contra, Hernández dijo que el paso a seguir es la firma del contrato para incorporar la nueva tecnología; según él, esto se daría en un mes aproximadamente.

Pero, de acuerdo con lo anunciado por el funcionario, antes de oficializar esta contratación se deberá asegurar que el Municipio no sufra ningún daño fiscal a futuro.

“Vamos a seguir con el proceso, en una invitación privada, con el oferente que presentó todos los documentos, o sea Vitalogic RSU, siempre y cuando se ajuste a la nueva propuesta que le vamos a hacer, que consiste en el blindaje total del proyecto para que no nos pueda demandar en el futuro, y así proteger al Municipio para que quede exento de cualquier demanda... Yo le pongo, a partir de hoy, que dentro de un mes se pueda empezar”, afirmó el Alcalde.

Conforme a lo indicado por Hernández, se espera que para octubre de 2020, cuando se cumpla el plazo de la quinta emergencia sanitaria, ya esté en operaciones la nueva tecnología para la basura.

“Esto (la nueva emergencia decretada) está por 36 meses, que es el tiempo que creemos que hay desde hoy hasta que estén listas las nuevas tecnologías, seguramente van a estar antes, pero tenemos que curarnos en salud, por eso vamos a dejar esto andando en un 70 % y el próximo Alcalde que la comunidad elija será la que termine de ejecutar este proyecto”, explicó el dignatario.

El carrasco funcionará 3 años más

El plazo que se fijó para esta nueva emergencia sanitaria que se decretó ayer, inicia a partir del próximo 1 de octubre y se prolongará durante 36 meses, o sea que vencerá hasta octubre del 2020. 

Dado que El Carrasco tendrá que seguir funcionando durante tres años más, la Emab anunció que en los próximos días iniciará trabajos de construcción por el orden de los $ 7 mil millones, para adecuar dos nuevos sitios de disposición final en el relleno sanitario, de modo tal que su capacidad de almacenamiento se incremente y pueda recibir 1 millón 135 mil toneladas de desechos más. 

Compartir
Banner Notas Bottom 01

Todas las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de Publinet Solutions. Se prohibe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cuaquier idioma sin autorización escrita de su titular.